Blog

Hábitos adecuados de alimentación | Departamento de fonoaudiología

Es importante que los padres  tengan claridad sobre la disciplina que se quiere establecer respecto de la nutrición  de sus hijos y actuar acorde con esto.

Los siguientes son algunos consejos para que nuestros niños estén bien alimentados:

  • Tener claro cuales son las necesidades nutricionales que tiene la familia.
  • Acostumbrar a los hijos a tener una dieta balanceada a partir de los alimentos que le gustan a toda la familia.
  • Mantener hábitos claros en cuanto a horarios y clase de comida.
  • Generar un ambiente agradable y relajado en el cual se tomen los alimentos. Alejar los conflictos y temas problemáticos de la hora de la comida.
  • Impedir que la familia coma alrededor del televisor, esta práctica deteriora la actividad de compartir en familia y dificulta ser consciente de la cantidad y calidad de los alimentos que se ingieren.
  • Demostrar a los hijos, con el ejemplo, la necesidad de mantener regularidad en las comidas y de ingerir frutas, verduras, proteínas y
  • No acostumbrarse a convertir el alimento en un premio o castigo frente a uno u otro comportamiento.
  • Los padres deben poner ciertos límites frente a la calidad y cantidad de comida que se debe ingerir; el manejo debe ser claro pero relajado de tal manera que las normas frente a los hábitos alimentarios no se conviertan en un conflicto.
  • La influencia de los medios de comunicación genera muchas expectativas en los niños que son fácilmente influenciables por lo atractivo de las diferentes marcas de comida, sin importar la calidad nutricional. Los padres por complacer a sus hijos compran el alimento de moda, que muchas veces forma parte de la “comida chatarra”; esto condiciona al niño a romper los hábitos sanos de alimentación.
  • Sí el niño aún toma tetero, los alimentos sólidos se le deben ofrecer  dos horas después de tomar la leche.
  • Sí el niño no acepta las frutas y las verduras; se debe iniciar con pequeñas porciones e incrementarlas progresivamente, a medida que el niño las acepte.
  • Introduzca los alimentos de uno en uno en pequeñas cantidades y traten de introducir  un alimento nuevo cada semana.
  • Las proteínas son nutrientes  indispensables para la formación de los tejidos. Hay proteínas de origen animal como la carne, la leche y los huevos entre otros y de origen vegetal como el frijol, la lenteja, el garbanzo y la soya. Todos esos alimentos se deben ofrecer  a los niños para que tengan una alimentación adecuada.
  • Traten de hacer de las comidas una experiencia realmente positiva.  Feliciten  al niño cuando come muy bien, o pruebe  algo nuevo. Puede que tengan  que pasar por alto algunas malas conductas alimentarias para centrar su atención en el buen comportamiento. Esto puede hacer que la hora de comer sea menos estresante para ustedes  también.
  • La mayoría de los niños adoran cocinar y tareas como apretar la naranja para hacer zumo de naranja natural o romper  los huevos son muy recomendables para las capacidades de un niño pequeño. Es increíble cómo participar en la planificación y la preparación de una comida puede estimular el apetito de un niño.
  • Es buena idea prepararles alimentos pequeños, como por ejemplo: minihamburguesas, zanahorias  baby, tomates cherry, pequeños arbolitos de brócoli, etc.
  • A los niños les fascina la comida preparada con moldes; utilicen moldes de figuras como: corazones, estrellas, muñequitos, carritos, Mickey, etc.
  • Creen su propia “comida chatarra” sana. Pueden  preparar bases de pizza con pan  árabe  o tortillas Bimbo  y dejar que tu hijo escoja los ingredientes para prepararla. Preparen  hamburguesas utilizando carne magra de calidad.  También pueden  preparar deditos  de pollo, hamburguesas de pollo, etc.
  • Inicien a su bebé en la comida sólida con alimentos frescos. Si se acostumbran al sabor de los alimentos frescos y variados desde el principio, son mucho menos propensos a convertirse en niños melindrosos cuando los intentemos integrar en las comidas familiares.
  • Utilicen stickers para premiar a los niños. Inicialmente pueden  darle un sticker  solo por probar los alimentos, luego ofrézcanle una recompensa por semana para que no lo vean demasiado lejano y pierdan el interés. Ejemplo: una ida a cine, una visita a un zoológico, una ida al parque,  una tarde con los amiguitos, en fin,  actividades que los motiven y que les guste.
  • Cuando los niños llegan del jardín, es excelente tenerles pasabocas provocativos.

 

Esperamos apoyar el proceso de alimentación de sus hijos e hijas.

Cordialmente

CLAUDIA PATRICIA GOMEZ SILVA

FONOAUDIOLOGA

REG. 51909461

U.M.B.